¿Preocupado por tu situación?

No se inquieten por lo que van a comer o lo que van a beber. No se preocupen por esas cosas.  Esas cosas dominan el pensamiento de los incrédulos en todo el mundo, pero su Padre ya conoce sus necesidades. Busquen el reino de Dios por encima de todo lo demás, y él les dará todo lo que necesiten.

Lucas 12:29:30 (NTV).

Con estas palabras Jesús nos enseña que el Padre tiene conocimiento de todas nuestras necesidades y desea que seamos libres de toda preocupación. Él no quiere que la preocupación nos domine y robe la tranquilidad. Al contrario, desea que lo busquemos y nos llenemos de su paz. Confiando en su palabra y creyendo que Él va proveer para nuestras necesidades.

En otra parte de la Biblia el salmista también nos enseña que Dios sabe todo lo que hacemos y lo que nos hace falta:

Señor, tú me has examinado y me conoces; tú sabes cuando me siento o me levanto; ¡desde lejos sabes todo lo que pienso! Me vigilas cuando camino y cuando descanso; ¡estás enterado de todo lo que hago! Todavía no tengo las palabras en la lengua, ¡y tú, Señor, ya sabes lo que estoy por decir!

Salmos 139: 1-4 (RVC).

Por lo tanto, si tienes alguna necesidad o escasez de recursos, acude a Dios y dile aquello que te hace falta. Su promesa es que proveerá el alimento diario y no dejará que mendigues. Recuerda que Dios no es hombre ni hijo de hombre para que mienta y se arrepienta. Él es fiel a su palabra y no abandona a sus hijos. Sea cual sea tu situación, busca a Dios y confía en Él. Te dará la victoria y no te abandonará.

Sea cual sea tu situación, busca a Dios y confía en Él. Te dará la victoria y no te abandonará.