No fui yo…

¿Te sientes turbado por las pruebas en las que te encuentras?

Muchas veces cuando las cosas no están saliendo bien, tendemos a enojarnos tanto que llegamos a buscar culpables.

¿Recuerdas el error que Adán y Eva cometieron en el huerto del Edén? La orden de Dios era no comer el fruto del árbol de vida, pero ellos desobedecieron ante su mandato.

Al ver esto Dios se enojó, pero como un buen padre, Él no vino a acusarlos, sino a recibir explicaciones de lo sucedido.

Vayamos a Génesis 3:8-13 (RVR1960)

Y oyeron la voz de Jehová Dios que se paseaba en el huerto, al aire del día; y el hombre y su mujer se escondieron de la presencia de Jehová Dios entre los árboles del huerto. Mas Jehová Dios llamó al hombre, y le dijo: ¿Dónde estás tú? Y él respondió: Oí tu voz en el huerto, y tuve miedo, porque estaba desnudo; y me escondí. Y Dios le dijo: ¿Quién te enseñó que estabas desnudo? ¿Has comido del árbol de que yo te mandé no comieses? Y el hombre respondió: La mujer que me diste por compañera me dio del árbol, y yo comí. Entonces Jehová Dios dijo a la mujer: ¿Qué es lo que has hecho? Y dijo la mujer: La serpiente me engañó, y comí.

¿Notas la respuesta que cada uno dio? El hombre culpó a la mujer; la mujer culpó a la serpiente. Y si la serpiente hubiera tenido a quién acusar, lo hubiera hecho, ¿no crees?

Es así como nosotros actuamos ante situaciones conflictivas, y en lo posible, buscamos culpables para limpiar nuestra imagen, ¿Alguna vez lo hiciste?

Si constantemente crees encontrarte en un campo de batalla, no intentes buscar culpables. No hay tiempo para estar enemistados con los demás, ¿te gustaría ver lo mejor de esta vida?

1 Pedro 3:10-11 (RVR1960) dice:

Porque: El que quiere amar la vida Y ver días buenos, Refrene su lengua de mal, Y sus labios no hablen engaño; Apártese del mal, y haga el bien; Busque la paz, y sígala.

Busca la paz con quienes has tenido una discusión, ya no trates de encontrar culpables, ¿quieres ser parte de la solución o del problema? Por un momento, analiza en lo que estás haciendo y seguro las cosas tomarán su lugar para bien.